AQUISGREEN

Financiamos la eficiencia
energética de
pymes y autónomos

Hasta 1.000.000 de euros

Hasta 10 años de plazo

Tipo de interés fijo

Mediante el Programa Aquisgreen financiamos inversiones, como las de autoconsumo, que reduzcan los costes energéticos de pymes y autónomos.

Las características de los préstamos son:

  • Hasta 1.000.000 de euros. Los préstamos por importe superior a 300.000 euros pueden ser cofinanciados con una entidad financiera con la que AQUISGRÁN tiene un acuerdo de colaboración.
  • Hasta 10 años de plazo,
  • Tipo de interés fijo, que puede reducirse por bonificaciones estatales y autonómicas.

 

El Programa Aquisgreen además de inversiones en autoconsumo, puede financiar otras inversiones en sostenibilidad como mejora de eficiencia energética, por ejemplo aislamiento, reemplazo de maquinaria, etc.

EMPRESAS COLABORADORAS

AQUISGRÁN es miembro de la Unión Española Fotovoltaica y su asesor técnico en el Programa Aquisgreen es ISEMAREN

Preguntas frecuentes sobre el Programa Aquisgreen

¿Qué es el programa Aquisgreen?

Aquisgreen es el programa de AQUISGRÁN para ayudar a las pymes a realizar inversiones en sostenibilidad. Es un esquema de colaboración entre AQUISGRÁN, las SGR, e instaladores de soluciones de autoconsumo o comercializadores de electricidad, para ofrecer conjuntamente a las pymes una solución completa, llave en mano, que facilite y haga más rentables sus inversiones para generar electricidad de origen fotovoltaico cuyo objetivo es cubrir parte de sus necesidades de energía (‘autoconsumo’).

 

Esta colaboración permite a las SGR apoyar la transición hacia una economía más sostenible, a los instaladores hacer una oferta más atractiva a la vez que reducen su riesgo financiero, y a las pymes decidir más fácilmente sobre estas inversiones.

¿Cuáles son las empresas colaboradoras en Aquisgreen?

AQUISGRÁN ha establecido acuerdos de colaboración con un número de instaladores de soluciones de autoconsumo y comercializadores de electricidad, todas ellas empresas de reconocida solvencia técnica y financiera, con fuerte presencia en su región de origen, o de ámbito nacional, algunas de las cuales son socios de sus respectivas SGR.
La relación actualizada de dichas Empresas Colaboradoras puede encontrarse en la web de AQUISGRÁN.

¿Por qué una pyme debe invertir en autoconsumo?

Una inversión en autoconsumo tiene importantes ventajas para la pyme que la realiza, entre ellas:

  • Es probablemente la inversión más rentable que puede hacer al generar ahorros de entre tres y cuatro veces lo invertido.
  • Reduce su vulnerabilidad frente a la volatilidad de los precios de la electricidad.
  • Ayuda a su recapitalización por el ahorro de costes y el refuerzo de los fondos propiosque conlleva.
  • Reduce su huella de carbono, demostrando su responsabilidad social al contribuir a latransición hacia una economía sostenible.

¿Cómo se calculan los ahorros del autoconsumo?

Los ahorros de estas instalaciones provienen del reemplazo de una parte de la electricidad que consume la pyme (típicamente 20-50% del total) por la generada por la instalación de autoconsumo. La electricidad generada depende de varios factores y, fundamentalmente del promedio de horas anuales de sol, información conocida de antemano, por lo que la producción de electricidad puede predecirse con bastante exactitud.

 

La propuesta de inversión hecha por el instalador o comercializador incluirá una Oferta Técnica que indicará la inversión necesaria para un aprovechamiento óptimo de la energía solar y una estimación de ahorros previstos en función de las circunstancias del cliente, y de la evolución previsible del precio de la electricidad.

 

Normalmente, la inversión se recupera en un periodo de entre cinco y siete años. Aunque este plazo de recuperación es superior al que muchas pymes exigen para aprobar la mayoría de sus inversiones sería un error descartarla por ello, ya que su riesgo es casi nulo, la vida útil de la instalación es de 25 años y los ahorros previstos pueden multiplicar entre tres y cuatro veces lo invertido. Como beneficio adicional aumenta el valor del inmueble en caso de que la pyme decida trasladarse o dejar su actividad, el comprador del inmueble dará un mayor valor a éste, en función de los ahorros en la factura de electricidad.

¿Qué riesgos tiene la inversión en autoconsumo?

Las inversiones en autoconsumo, especialmente si se hacen en el marco de un programa como Aquisgreen, son inversiones prácticamente sin riesgos:

  • Su riesgo operativo y financiero es casi nulo, ya que el ahorro estimado depende exclusivamente de las horas de sol.
  • El riesgo de ejecución es mínimo: una instalación fotovoltaica es relativamente sencilla, pues usa componentes estándar y una tecnología bien conocida. Tanto la instalación como el posterior funcionamiento de los paneles solares no tienen complicaciones técnicas y tan solo requieren un mantenimiento periódico del cual se encargan las Empresas Colaboradoras de Aquisgrán que son empresas de reconocida solvencia, con amplia experiencia ejecutando proyectos de este tipo. Como suele ser habitual en estos contratos, el cliente solo abona la totalidad de la inversión una vez que ésta se ha ejecutado, genera la electricidad prevista y tiene todos los permisos para hacerlo.
  • El riesgo de un cambio en la normativa legal es remoto ya que el reemplazo de combustibles fósiles por fuentes renovables es una prioridad de España y la Unión Europea de ahí el apoyo activo de ambas Instituciones

¿Qué subvenciones pueden obtenerse para financiar el autoconsumo?

Las inversiones en autoconsumo pueden beneficiarse de subvenciones de hasta el 30% de su importe, con los fondos NextGen de la UE, gestionadas por las Comunidades Autónomas. La concesión de estas subvenciones reduce el periodo de recuperación de la inversión y la hace más atractiva, si cabe.

 

Los instaladores con los que colabora AQUISGRÁN conocen las subvenciones aplicables en cada caso, y pueden ayudar a la pyme a tramitarlas.

¿Qué pasos se dan para que AQUISGRÁN financie una inversión de autoconsumo?

El proceso es ágil y eficiente, y consta de los siguientes pasos:

 

  1. El instalador identifica una pyme interesada e indica a AQUISGRÁN la cantidad y plazo requeridos, así como los datos básicos de la pyme.
  2. AQUISGRÁN estudia la elegibilidad de la pyme y el coste de la financiación en función de la SGR que emitiría el aval y las posibles bonificaciones autonómicas o estatales, que pueden llegar a cubrir la totalidad de dicho coste.
  3. AQUISGRÁN confirma la elegiblidad a la pyme y la sociedad de garantía (SGR) que analizaría la operación de préstamo.
  4. La pyme facilita la documentación financiera y societaria que la SGR necesita para analizarla.
  5. La SGR evalúa la capacidad de repago de la pyme de la financiación propuesta y toma una decisión sobre la concesión del aval.
  6. La pyme, AQUISGRÁN, la SGR y el instalador firman el préstamo, el contrato de instalación, y la póliza de aval.
  7. AQUISGRÁN desembolsa el préstamo, bien directamente al instalador según se vayan cumpliendo hitos, bien parcialmente al instalador y el resto a la pyme.

 

Este es un esquema básico, que puede adaptarse a las circunstancias concretas de cada proyecto, y a las necesidades del instalador y la pyme.