Sin contrapartidas

Sin otros requerimientos como contratar seguros, tarjetas o domiciliaciones y manteniendo la operativa con tu banco habitual.